Archivos de la categoría: Automotores

Cañon electromagnético (RAILGUN) para su empleo en blindados

BAE Systems ha expresado que el empleo de cañones electromagnéticos en blindados es posible. Inclusive como una opción para equipar a la nueva generación de VEHICULOS DE COMBATE FUTURO (Future Fighting Vehicle – FFV), que se espera reemplace al Vehículo Bradley en el US ARMY. Este tipo de armas, originalmente pensadas para su empleo desde plataformas navales, están siendo ensayadas para su utilización también en plataformas terrestres, como artillería de campaña 155mm y blindados.

¿Brigadas de combate con vehículos eléctricos?

Investigadores y proyectistas del US Army expresan que en lapso no mayor a unos 10 años, las Brigadas de Combate podrían contar con la totalidad de su flota de vehículos eléctricos.  El dilema actual es si se adopta la decisión de “recapitalizar / modernizar” la flota actual de vehículos a combustible líquido  o avanzar hacia el “Next Generatiom Combat Vehicle Program”, en el que podrían tener cabida los vehículos eléctricos. Obviamente no se está pensando en “electrificar” los pesados tanques de batalla M1A2 Abrams, sino en un reemplazo total de la flota existente por una nueva generación de plataformas, equipadas incluso con otro tipo de armas como EMW (Electromagnetic Weapons). Expresan que se trata de un cambio revolucionario y que ello no puede concretarse sin la colaboración y compromiso de la industria automotriz.

El US Army equipará sus tanques M1A2 con el sistema de protección activa Trophy Aps

El US ARMY finalmente equipará a sus tanques M1A2 ABRAHMS con el sistema de protección activa contra armas antitanque TROPHY –APS. Después de una etapa de evaluación, se concluyó que éste sistema de origen Israelí, es el único probado eficazmente en combate por los blindados MERKAVA de ese país, con excelentes resultados. Además de Israel, EUA será el primer país que equipa sus unidades blindadas con éste sofisticado sistema defensivo.

Ejército de Irak le compra a Rusia 73 tanques T-90S

Mediante este acuerdo, el Ejército de Irak refuerza  los ya anticuados T-72 y T-55 y los tanques de fabricación estadounidense M1A1 Abrams, tanques cuyo mantenimiento cuesta más que los tanques rusos