Monthly Archives: febrero 2017

Aerostatos que proveen alerta temprana de IEDs

PTDS (Persistent Threat Detection System) es un sistema diseñado por Lockheed Martin, que básicamente consiste en un enorme Aerostato de Helio, anclado a tierra, con el soporte de poderosos sistemas de radar y sensores de todo tipo, que permiten proveer a las tropas terrestres de inteligencia, vigilancia y reconocimiento de largo alcance, así como asistencia a las comunicaciones. El US Army ha venido usando Aerostatos fijos (Anclados)  con sensores diversos, en misiones ISR (Intelligence ,Surveillance , Reconnaissance) con excelentes resultados, en apoyo a las fuerzas de la coalición en Iraq y Afganistan. Este tipo de sistemas es además una de las herramientas ISR más empleadas actualmente para la detección temprana de amenazas del tipo IED (Improvised Explosive Device) ocultas a lo largo de carreteras.

La Universidad de Nebraska desarrolla un hormigón que protege contra ataques EMP

“El concreto tiene la capacidad de proporcionar lo que llamamos una estructura de amenazas múltiples”, dijo Nguyen, profesor de ingeniería eléctrica e informática, que viajó a Florida para evaluar el edificio del prototipo. “La estructura tiene que ser capaz de soportar un ataque ya sea por un ataque explosivo o electromagnético .

Más de la mitad de las empresas españolas no están preparadas frente a los ciberataques – Homsec Tecnologías de Defensa y Seguridad Nacional

En los últimos cuatro años los ciberdelitos en nuestro país se han incrementado en un 60%, así se desprende de información aportada por la Dirección General de la Policía Nacional que se suman a los ataques registrados por el CNI y detectados por los órganos de ciberseguridad de Defensa. Con estos datos en la mano, urge tomar conciencia de la necesidad de generar medidas en el ciberespacio para afrontar la seguridad, tanto en el plano privado como en el ámbito profesional.

Láseres. motores híbridos ymodernos blindajes para próxima generación de vehículos de combate el US Army

El US ARMY elabora los planes para el desarrollo e incorporación de la próxima generación de vehículos de combate que estaría operativa hacia 2035. Se estima que dispondrá de motores híbridos y su capacidad letal incluiría Láseres de diferente tipo y potencias. Dispondrán además de modernos blindajes compuestos y sistemas de protección activa, para hacer frente a todo tipo de amenazas. Si bien por las características particulares de la guerra híbrida, se vislumbra que continuará la amenaza de cohetes antitanque y dispositivos explosivos improvisados (IED), las amenazas también evolucionarán hacia sistemas de disrupción cibernética, armas nucleares tácticas y de Pulso Electromarnetico (EMP), para las cuales esta nueva familia de vehículos también deberá estar preparado.