Monthly Archives: abril 2016

Material super-elástico y autoreparable puede orientar hacia el músculo artificial

Investigadores de la universidad de Stanford han desarrollado un nuevo material que puede estirarse hasta 100 veces su longitud original al exponerlo a un campo eléctrico y aun autorepararse si se lo punza, haciéndolo potencialmente apto para ser empleado como un músculo artificial. Los músculos artificiales actualmente tienen aplicaciones en algunos productos orientados al consumo y en robótica, pero aun pequeños defectos en los materiales utilizados los hacen menos resistentes y no se pueden reparar si son perforados o rayados, según el profesor de ingeniería química de Stanford Zhenan Bao. El nuevo material (una película de polímero de Fe-Hpdca-PDMS) tiene características notables de auto-curación. Los polímeros dañados requieren típicamente un solvente o un tratamiento térmico para recuperar sus propiedades, pero el nuevo material puede curarse a sí mismo a temperatura ambiente y hasta a temperaturas de -20°C.

El grafeno se introduce en biomedicina

Posibles aplicaciones biomédicas del grafeno están atrayendo el interés de académicos e industriales con el objetivo de desarrollar terapias y dispositivos médicos de última generación.

Este mes de abril de 2016 marca el comienzo de una nueva fase de Graphene Flagship. Esta primera fase del proyecto, con una duración de 3 años y apoyado por Horizon 2020, el programa marco de la Unión Europea para la investigación e innovación (http://go.nature.com/CNOjo6) – consolida algunos de los temas ya explorados durante la fase inicial de esta iniciativa de investigación de mil millones de euros y extiende la competencia científica y tecnológica con el lanzamiento de Work Packages, paquetes de trabajo centrados en nuevas aplicaciones (http://go.nature.com/CQ1nIM). Entre ellos, un nuevo paquete de trabajo sobre tecnologías biomédicas, investigará si materiales 2D pueden aprovecharse para el desarrollo de herramientas de diagnóstico o terapéuticas para el cuidado de la salud.

Pequeño iguala a grande: proyectos de inversión de pequeño y mediano tamaño en productos químicos

Los proyectos de capital son muy importantes para el crecimiento de la industria química: ejemplo de esto son la media docena de crackers de etileno que están siendo construidos actualmente en la costa del Golfo de México. Tales proyectos a gran escala concentran la atención de la alta gerencia. Pero ellos son sólo dan cuenta de poco más de la mitad de los u$s 400 mil millones que la industria química tiene en CAPEX anualmente. Pero también existe otra categoría de gastos de capital que muchas empresas químicas se han esforzado por gestionar: desembolsos más pequeños para el sostenimiento y mantenimiento de los activos existentes, así como para llevar adelante proyectos de crecimiento pequeños y medianos. Las empresas del ramo tienen la oportunidad de obtener significativos valores adicionales y promover una mayor confiabilidad y seguridad de sus activos, al gestionar mejor sus carteras de este tipo de proyectos

Estado de la tecnología en interfaces del operador

Las tendencias actuales en el diseño e ingeniería de la interfaz de operador y diseño de la interfaz humano-máquina (HMI) en sistemas de control de procesos, apuntan a presentar mayor cantidad de información, de manera más precisa, en el momento adecuado, clara y rápidamente. Estas tendencias son compatibles con mejoras y estándares emergentes para SCADA (Supervisory Control And Data Acquisition – Supervisión, Control y Adquisición de Datos), integración empresarial, movilidad, gestión de alarmas y HMI de alto rendimiento (incluyendo en la ingeniería los factores humanos para mejorar la eficacia, eficiencia y conocimiento de la situación del operador). Esta antología presenta varios artículos de reciente aparición en la revista Control y en el sitio ControlGlobal.com que destacan avances del año pasado e incluyen ejemplos de implementación destacados en las industrias de proceso.